"Ahora estoy convencido de que... hemos seriamente tergiversado a menudo las creencias y las prácticas de la comunidad mormona. De hecho, déjeme decir francamente a la gente SUD aquí esta tarde, hemos pecado contra ustedes. El Dios de las escrituras ha indicado que es una cosa terrible levantar falso testimonio contra nuestros vecinos, y hemos sido culpables de esa clase de transgresión en cosas que hemos dicho sobre ustedes. Le hemos dicho lo que ustedes creen sin primero hacer un esfuerzo sincero de preguntarles lo que creen... de hecho, hemos incluso a veces dicho que ustedes son demonios, tejiendo teorías de conspiración sobre lo que la comunidad SUD está 'realmente' intentando lograr en el mundo." - Filósofo Evangélico Ravi Zacharias. 2004 -

miércoles, 16 de junio de 2010

MI NUEVA VIDA


Si tenemos fe en Jesucristo y sus enseñanzas, debemos buscar el modo de aprender qué propósito tienen las pruebas que pasamos a lo largo de nuestras vidas.

Desgraciadamente, en este mundo materialista en que vivimos, muchas personas no creen en Dios porque no han tenido la oportunidad de conocer el Evangelio de Jesucristo y sus enseñanzas, y otras muchas porque no desean tener compromiso con lo que puedan aprender.

Recuerdo, sobre este asunto, que siendo yo un misionero de tiempo completo, fui varias veces a casa de un hombre a enseñarle las charlas misionales. Su esposa y su hijo decidieron bautizarse en la iglesia dos meses después, pero él, el esposo, nos dijo que no deseaba formar parte de ninguna iglesia porque no quería compromisos. Le parecía bien todo lo que habíamos hablado acerca del porqué del hombre en esta tierra, la naturaleza de Dios, la naturaleza eterna de las familias, Jesucristo y su expiación por todos nosotros, y los convenios que cada persona necesita hacer con Dios y respetar para volver algún día a Su presencia. Simplemente, aquél amable señor no quería compromisos.

Poco después, siendo su esposa y su hijo miembros de la Iglesia, él nos llamó para que fuéramos a su casa a hablar sobre un asunto. Allí nos aseguró que estaba complacido con su familia y el cambio que había dado en sus vidas. Pero él no comprendía porqué, sin haber sido malo, tenía que pasar por una enfermedad grave de la que no sabia si podría salir con bien.

La charla que tuvimos con él, así como las posteriores visitas que le hicimos en su hogar y en el hospital, me llevaron a meditar sobre cuán triste debía ser recibir problemas y pruebas complicadas sin tener un referente de fe al que estar sujeto; sin “tener nuestra casa edificada sobre la roca”. Poco podía yo imaginar que años después, junto a mi familia, tendría que pasar también, como tantas otras personas, por situaciones difíciles y de intenso dolor espiritual y emocional.

Hace poco tiempo, Mormon Messages ha publicado un nuevo mensaje en vídeo en el que narra la experiencia de una mujer de valor. Una mujer que pasó por una de las pruebas más difíciles a las que un ser humano pueda enfrentarse, y venció mediante el esfuerzo y la lucha diaria basada en su fe en Dios y en Jesucristo.

¿No les ha sucedido en alguna ocasión que, al conocer los problemas de otros, advertimos que algunos de los nuestros dejan de parecernos tan importantes?


3 comentarios:

Anónimo dijo...

Jesucristo es nuestro salvador.Solo necesitamos confesar su nombre y lo demas se nos dara por añadidura.Los templos son cargas innecesarias que nos hacen alejarnos de Cristo.

Mike dijo...

Si fuese cierto que solo es necesario confesar su nombre, Él no hubiese instituído ordenanzas y convenios para que los siguieramos.

Anónimo dijo...

! Para que un pseudo-libro de mormon? ! No se consumo la salvacion en la cruz,como narra la biblia? ! Templos? (Apoc.21:22) Diezmos? donde aparecen su necesidad en el N.Testamento.?! Que ordenanzas y convenios debemos seguir? El evangelio de Jesucristo no tiene nada que ver con el mormonismo. ! Informaos bien!