"Ahora estoy convencido de que... hemos seriamente tergiversado a menudo las creencias y las prácticas de la comunidad mormona. De hecho, déjeme decir francamente a la gente SUD aquí esta tarde, hemos pecado contra ustedes. El Dios de las escrituras ha indicado que es una cosa terrible levantar falso testimonio contra nuestros vecinos, y hemos sido culpables de esa clase de transgresión en cosas que hemos dicho sobre ustedes. Le hemos dicho lo que ustedes creen sin primero hacer un esfuerzo sincero de preguntarles lo que creen... de hecho, hemos incluso a veces dicho que ustedes son demonios, tejiendo teorías de conspiración sobre lo que la comunidad SUD está 'realmente' intentando lograr en el mundo." - Filósofo Evangélico Ravi Zacharias. 2004 -

domingo, 23 de agosto de 2009

MEDITEMOS SOBRE LAS CONSECUENCIAS DE NUESTROS ACTOS


Permítanme sugerirles que dediquen, hoy domingo, tan solo cuatro minutos para meditar acerca de las consecuencias de nuestras acciones.

Cuantas veces podríamos aprender de los resultados de nuestros hechos. En cuantas ocasiones podríamos meditar sobre lo bueno o lo malo que acarrean las consecuencias de aquello que decidimos hacer, bien sea para ayudar a alguien, para ofender, o para no hacer nada cuando está en nuestra mano aliviar los problemas de otros.

Hace años oí esta historia en palabras de Gordon B. Hinckley. Tiempo después, encontré y guardé el extracto de vídeo de aquella Conferencia General. Ahora, gracias al esfuerzo de quien se tomó el trabajo de subtitular este vídeo, puedo ofrecerles este breve relato que nos habla de decisiones correctas y sus consecuencias.

Que Dios nos bendiga a todos, y nos ayude a comportarnos como Él espera que lo hagamos.



Leer más...