"Ahora estoy convencido de que... hemos seriamente tergiversado a menudo las creencias y las prácticas de la comunidad mormona. De hecho, déjeme decir francamente a la gente SUD aquí esta tarde, hemos pecado contra ustedes. El Dios de las escrituras ha indicado que es una cosa terrible levantar falso testimonio contra nuestros vecinos, y hemos sido culpables de esa clase de transgresión en cosas que hemos dicho sobre ustedes. Le hemos dicho lo que ustedes creen sin primero hacer un esfuerzo sincero de preguntarles lo que creen... de hecho, hemos incluso a veces dicho que ustedes son demonios, tejiendo teorías de conspiración sobre lo que la comunidad SUD está 'realmente' intentando lograr en el mundo." - Filósofo Evangélico Ravi Zacharias. 2004 -

martes, 10 de febrero de 2009

EL PAPA MAS FUERTE DEL MUNDO



Dick Hoyt sabe bien que ningún esfuerzo está de más cuando se trata de ayudar a un hijo. Él es una de esas personas privilegiadas que se crecen ante la adversidad para convertirla en momentos especiales. De hecho, el lema de la familia Hoyt es “tú puedes”; lo que ya demuestra la intención de no arrugarse ante los problemas.

Hay quien dice de Dick Hoyt que saca sus fuerzas del hecho de ser militar y de su capacidad para disciplinarse y conseguir sus objetivos. Bien. Puede que en su caso sea así; pero conozco casos de matrimonios que tienen hijos con discapacidad y que, sin ser ninguno de ellos militares, si que enseñan día a día lo que yo admiro de ellos: que son verdaderos héroes.

Hoyt no se resignó a que su hijo Ricky fuera un niño condenado, por su parálisis cerebral, a no poder vivir los momentos especiales que hacen de una vida emocionante y plena. Dos cosas me impactaron en lo más hondo de mi corazón cuando ví el siguiente video por primera vez. La capacidad de esfuerzo y sacrificio de un padre, y la mirada de amor que se cruza entre él y su hijo cuando están juntos.
Hace tiempo que Dick es un héroe para muchos, sin haberlo pretendido. Pero, como él dijo en una entrevista en televisión, se alegra – y le da más fuerzas aún – saber que su esfuerzo pueda inspirar a otras personas que viven idéntica situación y que se sienten tentados a dejarse vencer por el desaliento, lo que le anima a cumplir también con un cometido añadido que él no esperaba ni había imaginado, como es contestar cartas e emails de familias para las que los Hoyts han sido un ejemplo de unidad y trabajo en equipo. Y cuando un buen ejemplo llega al corazón de muchos, no se le debe dejar extinguir. Por muchas razones, pero, sobre todas, porque necesitamos ejemplos así para nosotros y nuestros hijos.

Yo admiro a Dick Hoyt, como admiro a mis primos de Barcelona, Manel y Magda, que un día decidieron que no permitirían que su pequeño Xavi (que hoy me saca ya unos cuantos centímetros) se quedara anclado, por su parálisis cerebral, en una silla para el resto de su vida. Hoy Xavi sigue necesitando algunos cuidados especiales, y los necesitará siempre; pero gracias al amor y el esfuerzo de sus padres, camina solo, sigue una vida normal y puede incluso viajar con ellos a cualquier lugar sin necesidad de ninguna medida fuera de lo común.

Creo que personas así merecen reconocimiento y el mayor de los respetos. Son héroes casi siempre anónimos, que después de recibir los aplausos y la admiración de algún homenaje ocasional, vuelven a su vida diaria, a sus hogares, a seguir siendo héroes a diario.






La web del Equipo Hoyt , que entre otros objetivos, trabaja para la integración de los discapacitados en el deporte.

1 comentarios:

javier dijo...

La primera vez que vi este video se me saltaron las lagrimas, puse en mi blog esta historia ejemplar, ¡cuanto tiene que apredender la sociedad de este heroico padre y de su hijo! ¿imaginais como sería este mundo si solo fueramos la mitad de humanos que son ellos?