"Ahora estoy convencido de que... hemos seriamente tergiversado a menudo las creencias y las prácticas de la comunidad mormona. De hecho, déjeme decir francamente a la gente SUD aquí esta tarde, hemos pecado contra ustedes. El Dios de las escrituras ha indicado que es una cosa terrible levantar falso testimonio contra nuestros vecinos, y hemos sido culpables de esa clase de transgresión en cosas que hemos dicho sobre ustedes. Le hemos dicho lo que ustedes creen sin primero hacer un esfuerzo sincero de preguntarles lo que creen... de hecho, hemos incluso a veces dicho que ustedes son demonios, tejiendo teorías de conspiración sobre lo que la comunidad SUD está 'realmente' intentando lograr en el mundo." - Filósofo Evangélico Ravi Zacharias. 2004 -

sábado, 22 de noviembre de 2008

MORMONES, SALUD Y ALGUNOS MITOS


Uno de los mitos que más fácil es encontrar en internet acerca de los mormones es un supuesto problema de salud que sufrimos muchos de los miembros de la Iglesia de Jesucristo, por causa de algún tipo de supuesta endogamia motivada por nuestra escasa relación con el mundo exterior y el resto de la sociedad. O lo que es lo mismo. Como solo nos relacionamos entre nosotros, sucede que en algunos lugares de Estados Unidos se ha detectado una extraña enfermedad causada por este modo de vivir.

En la carta que se me dirigió desde el blog Unidad en la Pluralidad, y que reproduje completamente en el artículo anterior, se me informaba sobre el particular, tal y como podemos leer en el siguiente párrafo:



Hasta tal punto es una comunidad cerrada y con gran número de matrimonios entre parejas con vínculos familiares, que el área donde residen la mayoría de los miembros de la secta, entre los estados de Utah y Arizona, es la que registra un mayor porcentaje de casos en todo el mundo de una extraña enfermedad conocida
como aciduria fumarica.

Los expertos opinan que esta enfermedad genética, que se
caracteriza por causar encefalopatía, epilepsia, y un retraso mental severo, está provocada por la prevalencia en una comunidad de las uniones entre personas
con relaciones de parentesco.



Puede que esto sea cierto. Yo no poseo los conocimientos ni la información necesaria para afirmarlo o negarlo. Lo que si puedo asegurar es que hacer un mal uso de la información, voluntaria o involuntariamente, no beneficia a nadie.

Como ya comenté también en el anterior artículo, existe la extendida tendencia a confundir a los miembros de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, conocidos como mormones, con los miembros de grupos religiosos minoritarios y aislados que también se denominan así mismos como mormones, sin estar reconocidos por la Iglesia de Jesucristo como miembros de la iglesia y a quienes no se les favorece en absoluto por sus prácticas poligámicas o de otra índole que estén en contra de los principios del Evangelio de Jesucristo.

En mi opinión, sostener hoy en día semejante confusión habla en demérito de quienes se emplean en mantener de ese modo acusaciones sin sentido, con el objetivo de buscar la contención religiosa o social contra nosotros. ¿Con qué objeto? Eso deberían explicarlo quieres ponen su empeño en presentarnos como ellos desean que seamos vistos. Por tanto, si alguno de esos grupos poligámicos sufre ese tipo de enfermedad en varios de sus miembros, en nada tiene que ver con nosotros, los miembros de la Iglesia de Jesucristo.

La salud, entre los mormones, es un asunto crucial. No en vano nuestra calidad de vida depende de ello. Desde hace siglo y medio, aproximadamente, los mormones nos regimos por un código de salud llamado Palabra de Sabiduría, en el que se nos alienta a no consumir ciertas cosas que son perjudiciales para el cuerpo y, por tanto, para la estabilidad espiritual del individuo.

El consumo de tabaco, alcohol, café, té y drogas perjudiciales está en contra de la práctica de los principios del Evangelio, según los cuales pretendemos comportarnos.. Pero hay más. El estilo de vida providente al que todo mormón practicante debe sentirse inclinado, sugiere que el deporte, la higiene y una alimentación razonablemente sana son necesarios para nuestro cuerpo, mente y espíritu.

En cuanto a la alimentación cotidiana, se recomienda no consumir demasiada carne y prestar más atención a los productos vegetales.

De este modo, uno de los grupos sociales más longevos del mundo, por termino medio, somos los miembros de la Iglesia de Jesucristo. No hay en ello ninguna práctica extraña y secreta, tal y como ha pretendido algún autor que conoce estos datos y pretende ver en ellos el resultado de practicas rituales raras o cosas por el estilo. Es sencillamente el resultado obtenido de practicar una alimentación sana y una vida saludable.

También se da el caso de que los ancianos miembros de la Iglesia de Jesucristo gozan de un elevado porcentaje de salud excelente, pasados los 85 años, tal y como se desprende de algunos estudios realizados por asociaciones médicas no vinculadas a la Iglesia.

Por descontado, cualquier mormón puede sufrir enfermedades muy graves, como de hecho ocurre, pero no es menos cierto que también es muy elevado el porcentaje de recuperación de enfermos que han logrado vencer, pongamos por caso, al cáncer, debido a una regla muy sencilla. Cuanto más sano está un organismo, más posibilidades tiene de vencer a la enfermedad.

Me gustaría invitar al lector para que reflexione sobre la importancia del cuidado de la propia salud, y de los beneficios inherentes para el propio individuo y quien le rodea. Si está usted pensando en abandonar el consumo del tabaco, alcohol o cualquier otro producto perjudicial, piense que siempre es posible hacerlo. Muchos conversos en la Iglesia lo consiguieron, habiendo sido anteriormente fumadores o consumidores de otras sustancias tóxicas y adictivas.

Y, como es mi meta en cada artículo que aparezca en Religión en Paz, deseo animar a los críticos para que busquen información en fuentes fidedignas. Crear rumores y mentiras o participar en su difusión no beneficia a nadie.

4 comentarios:

albert dijo...

Mike:
Tengo 52 años. Hoy por primera vez he aprovechado los servicios de un aula de medicina viva en la calle, en Valladolid, y todo me salió mal. He disminuido un cm; he engordado 2,50 Kg, el colesterol en 220, un poco en el límite, y la tensión alta un poco alta.
Como poco, antes hacía deporte varias veces por semana: tenis y natación; desde la infección en el ojo, hace casi un año, se fastidió el invento. Y poco a poco es como si me encogieran los pantalones.
Qué deporte haces? y cómo cuidas tu alimentación?
Respóndeme al email mío mejor.
Un abrazo,
Al

AllAboutMormons.com dijo...

De hecho, la mayoría de los estudios científicos muestra que los mormones en los Estados Unidos viven más tiempo que el estadounidense promedio. Estoy seguro de que lo mismo es el caso con los mormones que viven en otros países.

Anónimo dijo...

Hola, mi nombre es Pamela y solo queria pasar a felicitar a las personas de La Iglesia de Jesucristo y decirles que aunque no pertenezco a su Iglesia la respeto y admiro muchisimo, por ser personas pacificas, educadas y con muy buenas practicas de salud. Los admiro mucho y respeto. Un abrazo a todos.

Anónimo dijo...

El diablo se disfraza de angel, muestran ser personas pacificas ,muestran ser personas educadas y con buenas practicas de salud.tengan mucho cuidado
Porque podria ser la iglesia del diablo.por eso estudien la biblia que es el unico
Libro sagrado ,aquellas personas que le dan otro libro que no sea la biblia,no es
De Dios ,solo la biblia es de Dios ,lee,investiga,estudia ,que dios los bendiga.