"Ahora estoy convencido de que... hemos seriamente tergiversado a menudo las creencias y las prácticas de la comunidad mormona. De hecho, déjeme decir francamente a la gente SUD aquí esta tarde, hemos pecado contra ustedes. El Dios de las escrituras ha indicado que es una cosa terrible levantar falso testimonio contra nuestros vecinos, y hemos sido culpables de esa clase de transgresión en cosas que hemos dicho sobre ustedes. Le hemos dicho lo que ustedes creen sin primero hacer un esfuerzo sincero de preguntarles lo que creen... de hecho, hemos incluso a veces dicho que ustedes son demonios, tejiendo teorías de conspiración sobre lo que la comunidad SUD está 'realmente' intentando lograr en el mundo." - Filósofo Evangélico Ravi Zacharias. 2004 -

martes, 28 de octubre de 2008

DAÑO INCALCULABLE DE LAS MENTIRAS Y LAS CALUMNIAS


Soy miembro de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días. Soy mormón, lo cual no es un insulto. Es un apelativo que se nos pone por leer y seguir los preceptos de “El Libro de Mormón, otro testamento de Jesucristo”

Soy cristiano.
Creo en la familia como base fundamental de la sociedad.
No soy polígamo.
No vivo en una granja aislada de la civilización.
Puedo donar sangre.
No visto con traje de granjero ni me desplazo en carro. Ni mi esposa.

Y podría seguir citando y desmintiendo tópicos durante un par de páginas.

Este sitio nace de una necesidad, reprimida durante muchos años, y que hace tan solo unos días se vio desbordada por una de tantas manipulaciones que se pueden ver, oír y leer aún en la España del siglo XXI. Una gota pequeña que desbordó un gran vaso. Han existido mayores y más profundas ofensas que, a requerimiento de mi creencia, deben dejarse en el trastero del espíritu y esperar a que los efectos desaparezcan.

Después de dos décadas he sentido el impulso de hacer algo. De procurar, aunque fuera a un solo lector, de convencerle que el prejuicio solo tiene un alimento, que es el desconocimiento; y que solo tiene un resultado: el odio.

En nuestro país, que presume ante el mundo de libertad, de pluralidad, de respeto y progreso, existe la persecución religiosa por parte de ciertos sectores y miembros de otras creencias.

Nadie puede hacerse una idea, si no lo ha sufrido, de lo que significa ser insultado, desprestigiado y calumniado por causa de su propia religión.

Yo lo sé bien. Poco a poco explicaré en este blog lo que se siente y se sufre en España por ser creyente, ser miembro activo de una iglesia cristiana cualquiera, y no pertenecer a la religión católica.

¿Es esta una página que pretende cultivar el sentimiento de lastima y victimismo? No. Nada gano con ello. Lo que pretendo es poner de manifiesto que la pluralidad religiosa que muchos españoles dicen defender no debería existir para muchos otros; sentimiento este causado por el desconocimiento y los prejuicios. Una cosa es lo que diga la Constitución. Otra es lo que permitan las leyes. Y otra muy distinta es lo que buena parte de los ciudadanos, con un trasfondo tradicional – aunque no sean practicantes – que les impide aceptar las diferencias ajenas, estén dispuestos a permitir la convivencia fraternal con otras creencias.

El caso que me ocupa hoy, y que expondré aquí en breve, puede considerarse de dos modos.

O bien uno se lo toma a mal, y acusa directamente a los responsables de inquisidores, O bien se lo toma a risa, dada la monumental falta de información y las abundantes equivocaciones en las que incurren, creo que intencionadamente, los responsables del post y subsiguientes contestaciones aparecidos en un blog que se define con un concepto tan ideal como elástico: Unidad en la pluralidad.

Parte del esfuerzo que realiza la Iglesia de Jesucristo se dirige a la recopilación, por todo el mundo, de registros familiares y genealógicos. Esto es bien sabido por todos. La finalidad principal de estos registros es proporcionar a cada persona fallecida la posibilidad de aceptar, según su libre albedrío, las ordenanzas cristianas que se hacen por dicha persona en cualquiera de nuestros Templos, porque nosotros no compartimos la creencia de alguna otra iglesia que defiende que aquellos que hayan muerto sin conocer el cristianismo no pueden acceder a sus bendiciones. Tal creencia presentaría a Dios como arbitrario e injusto.

A pesar de estas intenciones, confesas y conocidas mundialmente, aún hay quien pretende dar a hechos como el que se describe a continuación ciertos aires sectarios e interesados, según algún comentarista posterior que, contestando a la afirmación de “situación vergonzosa” del acuerdo del Ayuntamiento de Jerez con los mormones, califica la noticia como “tremenda”, si se lleva a cabo.

Ante este sesgo malintencionado, no pude por menos que contestar en el mismo artículo de este blog pretendidamente plural.

Al poco tiempo, recibí por mail una educada contestación que, supongo con buena intención pero igualmente ignorante, pretendió abrirme los ojos acerca de mi religión dando, eso sí, por sentado, que seguramente era un esfuerzo inútil debido a mi cerrazón mormona.

Leí el escrito junto a mi esposa. Entre acostumbrados y alucinados (difícil binomio) por tener que soportar semejantes incongruencias, decidimos contestar con una brevísima semblanza de la historia de nuestra iglesia para intentar convencer al comunicante de la necesidad de estar bien informado antes de opinar sobre asuntos que tanto daño, calumnias y dolor pueden causar a quienes se ven envueltos en estas situaciones más comúnmente de lo que se pueda pensar.

Reproduzco aquí el mail recibido por nosotros y, a continuación, nuestra contestación.


Querido amigo:

En primer lugar agradecerle sus comentarios, que siempre seran bienvenidos.
Con respecto al desconocimiento sobre la secta a la que pertenece, lamentamos comunicarle que cuando se escribe sobre cualquier tema solemos informarnos verazmente, y no tiene nada que ver la iglesia catolica, ni ninguna otra, aunque parece que los prejuicios los tiene usted hacia ella.Pienselo. Aqui de damos alguna información por si usted la desconoce:

En primer lugar : Actualmente la IJSUD, compuesta por 13 millones de miembros en todo el mundo, cuenta con 128 templos en uso. Y, además de los anunciados el pasado 4 de octubre por el presidente, hay 12 que se encuentran ahora en proyecto o en construcción. En los Estados Unidos los mormones poseen 51 templos. El de Kansas City será el segundo del Estado de Missouri, mientras que el de Philadelphia será el primero edificado en Pennsylvania.
Europa cuenta en la actualidad con 11 templos mormones, pero hasta ahora no habían edificado ninguno en Roma, capital del cristianismo católico. La IJSUD está en Italia desde 1850, y cuenta en este país con 22.600 adeptos. Por otro lado, con el templo de Calgary son 8 los levantados en Canadá, donde la secta cuenta con más de 170.000 miembros. Argentina, cuya población mormona se eleva hasta 363.000 personas, ya contaba con otro templo. Y con este segundo, América Latina llega a los 34 templos mormones.
Segun sus propios escritos, en los templos se realizan ordenanzas sagradas tanto para los vivos como para aquellos que hayan fallecido. En todos los templos de la IJSUD, las parejas son casadas en un matrimonio que durará por la eternidad, y no sólo hasta que la muerte les separe, ceremonia a la que se le denomina “sellamiento eterno”. Una de las características de la secta es que en sus templos se realiza el bautismo vicario, es decir, la obra bautismal por los fallecidos, así como otras ceremonias vicarias por familiares muertos que no tuvieron la oportunidad en vida de recibir estas ordenanzas, tales como la confirmación, matrimonios y el sacerdocio. Igualmente, los hijos son sellados con un vínculo eterno a sus padres.

Algunos autores han afirmado y explicado con detalle, además, la gran semejanza entre los ritos practicados en el interior de los templos mormones con los rituales de la masonería, lo que sería debido a la adscripción masónica del fundador de la IJSUD, Joseph Smith. Para Roberto A. Federigo, miembro de la RIES, “como es de esperarse en una pseudo-religión sincrética-heterogénea, la utilización de su cóctel espiritual debe alcanzar una amalgama para todos los gustos. Así Joseph Smith, interesado por el esoterismo, se dice que ingresó en la masonería y luego de su corto paso por ésta, a la que consideró errada por haber tergiversado los secretos del ‘sacerdocio aarónico’, hurtó parte de sus ritos y levemente reformados los adoptó para su propia secta”.

Y para su documentación le enviamos solo uno de los miles de los terribles casos que ha producido esta secta; Esperamos que le sirva para dejarla, aunque lo dudamos:
La vida de la mujer en la secta polígama de origen mormón

Explican cómo viven las mujeres miembros de la Iglesia Fundamentalista de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, en Texas, después del proceso judicial por poligamia.


“Las hijas tristes de Sión” es el título de un amplio reportaje que publicó recientemente el suplemento Crónica del diario español El Mundo, dedicado a la Iglesia Fundamentalista de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días (IFJSUD). Firmado por Ricard González, explica que aisladas en Texas, convencidas de que la poligamia trae la salvación, obligadas a casarse niñas, presuntas víctimas de abusos, las mujeres de la secta se enfrentan por primera vez al mundo. Una fotógrafa, Stephanie Sinclair, ha entrado al inaccesible rancho “El anhelo de Sión”.


Cuando ha cepillado su pródiga melena rubia con todo el tesón de que es capaz una muchacha de 16 años; cuando la ha recogido en una prodigiosa trenza, lección de geometría, igual que hacen sus hermanas Lenora, Josephine y Susan; cuando ha terminado de abrochar el último botón del vestido azul marino que la cubre desde el cuello a los tobillos, y ha rezado sus oraciones, a veces Teresa Jeffs coge el violín y se pone a tocar. Sin televisor ni radio que interrumpan su melodía, la voz del instrumento de madera se abre paso sin obstáculo hasta llenar el último rincón del salón de la casa de New Braunfels, a unos 40 kilómetros de San Antonio, en el estado norteamericano de Texas, en la que Teresa vive desde hace 14 semanas.


Últimamente, sin embargo, Teresa no ha tenido todo el tiempo que le hubiese gustado para tocar el violín. La joven ha estado demasiado ocupada siendo supuestamente rescatada de su familia, acostumbrándose a un centro de acogida, prestando declaración ante un gran jurado estatal, volviendo con su madre a un nuevo hogar y discrepando en público con la abogada de oficio que le ha asignado un tribunal de Texas.


Teresa Jeffs es una de los más de 400 niños de El anhelo de Sión. A principios del pasado mes de abril, después de que una supuesta quinceañera de nombre Sarah llamara desde un teléfono móvil prestado a un centro de asistencia a víctimas de violencia familiar de Eldorado, las autoridades de Texas decidieron actuar contra la IFJSUD, un grupo religioso que, entre otras cosas, considera la poligamia un requisito para la salvación eterna. En un plazo de cuatro días, y ante la sospecha de que podrían estar siendo sometidos a abusos sexuales, más de 400 menores fueron liberados del rancho El anhelo de Sión, que la secta posee en Eldorado, y llevados a centros de acogida. En sucesivas redadas el número total de menores bajo la custodia de las autoridades alcanzó la cifra de 486, desbordando completamente la infraestructura del Servicio de Protección al Menor de Texas, por lo que se tuvieron que improvisar de forma urgente nuevos espacios para albergar niños.


Todo tipo de especulaciones sobre la naturaleza de la vida dentro de la finca comenzaron a circular entonces: abusos sexuales, malos tratos sistemáticos a niñas y adolescentes por parte de adultos con quien se las habría obligado a casarse previamente... Una especie de infierno bajo el sol en las bucólicas praderas tejanas, aderezado por los testimonios de Elisa Wall y Carolyn Jessop, dos mujeres que aseguran que consiguieron escapar de la vida de matrimonios forzosos que les aguardaba en la IFJSUD. Ambas han escrito sendos libros, convertidos en bestsellers, sobre sus experiencias como miembros de la secta y el carácter opresivo de la vida en sus comunidades.


Wall llegó a aparecer en el programa de la rutilante Oprah Winfrey. «A los 14 años me dijeron que debía casarme con mi primo», relató ante más de siete millones de norteamericanos. «Les supliqué que no me obligaran a hacerlo, porque creía que aún era demasiado joven, y quería que me buscaran otra persona». Su noche de bodas, prosiguió, fue «traumática», pues nadie le había explicado nada acerca del sexo, y creía que las camas «sólo servían para dormir». Semanas después se supo que la llamada que desencadenó la investigación podría haber sido falsa. En lugar de la tal Sarah, que nunca apareció, la habría realizado Rozita Swinton, una mujer de 33 años de Colorado Springs que ya había protagonizado anteriormente algún incidente parecido, y que se encuentra en estos momentos en espera de juicio.


Devueltos a sus familias


El pasado 29 de mayo, dos meses después de la difundida intervención policial, el Tribunal Supremo de Texas falló a favor de las familias de la secta. Los pequeños retornaron con sus familias, después de que en el veredicto quedara establecido que no había «pruebas concluyentes de que los menores estuvieran en peligro inminente de sufrir abusos».


Sí existen indicios, no obstante, de que hasta 34 adolescentes de las 53 que vivían en el rancho están embarazadas o han sido ya madres. La investigación ha continuado durante estos meses, y ya hay seis hombres procesados, entre ellos el líder de la secta, Warren Jeffs, encarcelado desde hace un año en una prisión de Arizona y condenado en Utah por cómplice de violación al arreglar un matrimonio entre un joven de 19 años y una chica de 14 años, precisamente Elisa Wall. Mañana mismo estos seis procesados prestan declaración.


Fue, está siendo, un episodio convulso para toda una nación que mantiene una relación complicada con el extremismo religioso y con la poligamia. Las imágenes de la gigantesca operación policial evocaron las del asedio al rancho de los seguidores de David Koresh, que tuvo lugar hace 15 años en Waco, a sólo 300 kilómetros de Eldorado, y que se saldó con la muerte de 76 personas.


Pero si para alguien están resultando traumáticos estos meses es para las mujeres de El anhelo de Sión, obligadas a afrontar por primera vez el mundo exterior, sus extrañas reglas y hábitos. Sólo unos pocos miembros de la secta, todos ellos hombres, solían salir del rancho para comprar provisiones en las tiendas y supermercados de Eldorado. Los niños acuden a clase en el interior del propio rancho –un complejo vallado de siete kilómetros cuadrados–, en una escuela en cuyas paredes cuelgan fotos de Warren Jeffs, padre o abuelo de varios de ellos, y de Joseph Smith, el fundador de los mormones.


Durante el juicio, estas mujeres, con sus voluminosos tupés y largos vestidos monocromos, no sólo tuvieron que tratar con abogados, policías y magistrados. Chris Ayres, el reportero del periódico londinense The Times, es uno de los que mejor captó la extrañeza que provocaba ver el desfile de los fieles de la IFJSUD ante los juzgados de Tom Green County al escribir en uno de sus artículos que «parecían extras de una película ambientada en los años de la Guerra de Secesión».


Algunas se expusieron a los medios de comunicación. Y tres de ellas llegaron a aparecer en el programa de Larry King en la CNN, donde, desprovistas de cualquier rastro de maquillaje –contrario como la joyería a los cánones de la secta– declinaron responder a muchas de las preguntas que el veterano entrevistador les planteó para repetir como un mantra, con rostro afligido, que una madre tiene derecho a estar con sus hijos.


Fuera del rancho


La fotógrafa neoyorquina Stephanie Sinclair es una de las pocas personas ajenas al grupo religioso que ha podido entrar en la finca. También ha visitado en sus casas a varias familias de la secta que, después de la intervención policial, han decidido abandonar temporalmente el rancho en busca de una mayor tranquilidad y protección ante la intromisión de los agentes y los curiosos. Su trato con las mujeres a las que estuvo un par de días fotografiando fue más bien «superficial», en sus propias palabras. «Muchas están citadas, contra su voluntad, para declarar ante un tribunal en contra de sus maridos. Ni siquiera intenté hablar con ellas de temas relacionados con su caso», asegura.


Sin embargo, afirma que la recibieron con «mucha amabilidad» y sólo una «mínima desconfianza». A su juicio, han demostrado una admirable capacidad de adaptarse a su nueva situación, y a la súbita necesidad de relacionarse con el mundo exterior. Ellas mismas van con toda normalidad al supermercado y, a veces, conversan con sus nuevos vecinos. «Incluso tienen ordenadores en casa y utilizan el correo electrónico», comenta Sinclair, quien considera que muchas de las informaciones que han circulado sobre ellas son bulos. «No es verdad como se ha publicado que tuvieran prohibido conducir o salir del rancho. Simplemente, preferían no hacerlo». Alguna de las imágenes que tomó muestra también a los chavales dentro del rancho escuchando música en sus iPods.


Entre las viviendas que visitó está la casa de cuatro dormitorios de San Antonio en la que vive Sally Jeffs con algunos de sus 15 hijos y varios nietos. Las autoridades pusieron bajo tutela estatal por error a dos de sus hijas, Pamela Jessop, de 18 años, y Janet Jeffs, de 19, a las que tomaron por menores de edad. Pamela, que estaba entonces embarazada, dio a luz a su segundo hijo, Jonathan, estando bajo custodia del Gobierno de Texas.


Una tercera hija de Sally, LeAnn Jeffs, de 17 años y madre de una niña de 1 año también llamada Sally, estuvo igualmente entre los 400 menores sacados del complejo de Eldorado y anda a la espera de que la llamen para testificar. Los agentes judiciales ya han tomado muestras de ADN de su hija para verificar la paternidad. Mientras espera, organiza un picnic con sus hermanas en un parque de San Antonio, se deja fotografiar con el móvil por su hermana ReNae y pasea su chocante imagen con el peinado característico de las mujeres de la secta, su largo vestido y sus medias negras combinados con zapatillas deportivas y gafas de sol.


La principal doctrina de la IFJSUD es que la poligamia es un requerimiento necesario para la salvación eterna. En concreto, se establece para cada hombre un mínimo de tres esposas, aunque a menudo los dirigentes de este culto multiplican tal número. A su muerte, en el año 2002, el patriarca Rulon Jeffs tenía 22 mujeres, y más de 60 hijos. Se estima que su hijo y heredero en la cúpula de la jerarquía de la secta, Warren Jeffs, de 52 años, se ha casado ya 60 veces. Se desconoce su número de vástagos, pero podrían acercarse al centenar.


Cuando las chicas de la secta llegan a una edad considerada apta para el matrimonio, el líder y profeta de la iglesia, actuando en base a una supuesta revelación divina, asigna a cada una de ellas un marido, sin que tengan capacidad para rechazarlo. Se sospecha que a menudo las chicas son aún menores de edad cuando son obligadas a pasar por el altar. La ley varía en cada estado norteamericano. En el caso de Texas, sólo se permiten las relaciones sexuales entre personas que se lleven más de tres años de diferencia si la edad de la menor de ellas es de, al menos, 17 años.


Pero la Justicia no está teniendo nada fácil demostrar estos extremos. Muchas mujeres son renuentes a dar detalles sobre su edad y sobre la identidad de sus maridos y el hecho de que, fruto de las uniones polígamas, algunos apellidos, como Jeffs y Jessop, estén muy extendidos en la comunidad tampoco facilita el trabajo de la fiscalía.


Hasta tal punto es una comunidad cerrada y con gran número de matrimonios entre parejas con vínculos familiares, que el área donde residen la mayoría de los miembros de la secta, entre los estados de Utah y Arizona, es la que registra un mayor porcentaje de casos en todo el mundo de una extraña enfermedad conocida como aciduria fumarica. Los expertos opinan que esta enfermedad genética, que se caracteriza por causar encefalopatía, epilepsia, y un retraso mental severo, está provocada por la prevalencia en una comunidad de las uniones entre personas con relaciones de parentesco.


La doctrina del grupo está, además, marcada por un profundo conservadurismo, lo que les lleva a rechazar hábitos y expresiones culturales modernas. Escuchar música rock puede llegar a castigarse con la excomunión. Y también están contundentemente condenadas las relaciones interraciales. «El demonio ha traído siempre la maldad a la tierra a través de la raza negra», ha llegado a declarar Warren Jeffs, convencido defensor de la pena de muerte.


El culto que ahora él lidera nació a principios del siglo pasado como una respuesta reaccionaria de centenares de fieles mormones a algunas reformas. Fundamentalmente a la recogida en el Segundo manifiesto, de 1904, por la que se prohibía la poligamia. En cuestión de pocos años, la poligamia pasó de ser una de las señas de identidad de esta confesión religiosa a motivo de excomunión. Un cambio demasiado grande para John Barlow, el primer líder de la IFJSUD, que decidió establecer una comunidad de creyentes fundamentalistas en la frontera entre los estados de Utah y Arizona. Desde el primer momento la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días (cuyos miembros son conocidos como mormones) ha insistido en que no mantiene ningún vínculo con ellos.


La secta cuenta hoy con unos 10.000 miembros, de los que la mayoría vive en el conglomerado urbano que forman las ciudades hermanas de Hildale, en Utah, y Colorado City, en Arizona. No es casual. La estratégica situación fronteriza permitió durante décadas a sus líderes escapar al acoso de las autoridades regionales. Sin embargo, en los últimos años el cerco policial se ha estrechado. De ahí la decisión de construir ranchos en otros estados, como Texas.


La investigación abierta tras la operación de El anhelo de Sión aportará más luz sobre la secta y volverá a abrir el debate sobre la poligamia en EEUU. «Simplemente, son una iglesia que sigue al pie de la letra la doctrina de la religión mormona, como hacen otras muchas iglesias fundamentalistas de este país», opina Stephanie Sinclair. «El problema es que a los que estamos fuera nos cuesta aceptar que estas mujeres estén satisfechas de llevar una vida tan diferente de la nuestra». Muy diferente.


Fuente: Magazine-El Mundo, 7/09/08.

Muchas gracias por su atención y sus comentarios.
Un saludo de:



A lo que nosotros contestamos lo siguiente:


Gracias por su contestación. Intentaré explicarme brevemente para no aburrirles.

Estan ustedes comentiendo un gravísimo error, ya tradicional en este país, que hiere a muchas personas y confunde a otras tantas.

Sobre los datos administrativos que exponen ustedes, son bastante completos, pero algo obsoletos. En España somos cerca de 35.000 miembros. Permítanme recordarles que, Según las leyes de este país, somos una iglesia. No una secta o escisión de ninguna otra iglesia. Soy miembro de la Iglesia de Jesucristo desde 1991. He sido misionero de tiempo completo por dos años, y posteriormente, he dedicado parte de mi tiempo, así como mi esposa, a detentar diferentes llamamientos de servicio en la Iglesia. En alguno de ellos he tenido relación con autoridades autonómicas y municipales. También he tenido algún llamamiento en algún Templo

Para una información más objetiva, con la que la gente pueda hacerse una idea más clara de lo que somos, debería usted exponer también en cuantas obras sociales, así como campañas de donación de sangre, tratamiento y empaquetado de enseres para el tercer mundo, apadrinamiento de parques y terrenos municipales para su limpieza y mantenimiento… etc, estamos participando anualmente, poniendo gustosamente de nuestro tiempo y recursos. No considero justo que transmitan la sensación de que somos una secta oscura y hermética, precisamente cuando abrimos nuestras puertas y nos inmiscuimos en el funcionamiento diario de la sociedad.

En cuanto a nuestras creencias, no comprendo cómo hay tanto empeño en tergiversarlas y criticarlas. Si son inciertas, no perjudicamos a nadie con las ceremonias de nuestros templos. Y si son ciertas, bajo ningún concepto obligamos a nadie a practicarlas, según sostenemos en:

Artículo de fé nº 11 Reclamamos el derecho de adorar a Dios Todopoderoso conforme a los dictados de nuestra propia conciencia, y concedemos a todos los hombres el mismo privilegio: que adoren cómo, dónde o lo que deseen.

Referente a la información sobre la secta poligámica, les aseguro que están cometiendo ustedes un tremendo error, pues hay en los Estados Unidos algunos (no muchos) grupos religiosos muy minoritarios que se autodenominan mormones, por estar liderados por algún antiguo miembro de la Iglesia que se ha escindido y que interpreta las escrituras a su parecer, liderando algún grupo de cientos de personas.

Nada tienen que ver con la organización de la Iglesia, que no aprueba la poligamia ni la fomenta. Pueden ustedes comprobarlo fácilmente en cualquiera de las web, periódicos y otros medios de la Iglesia, además de otros medios sin ninguna relación, tales como canales y periódicos de los Estados Unidos. Están ustedes empeñados en atribuirnos lo que no somos, tal y como hacen otros muchos. Y eso no beneficia a nadie. De hecho, encabezan su escrito sobre la poligamia diciéndome que me van a dar información que me ayude a salir de la secta, aunque lo dudan, porque dan por sentado desde el primer momento que La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días es lo mismo que aquella secta poligámica de Texas. Insisto que es un error.

Déjeme informarle de algunos aspectos públicos e históricos que se pueden conocer sobre los mormones, no solo investigando en nuestros medios propios, pero también en medios históricos de los Estados Unidos. Es una información que seguro les ayudará a convencerse de que están mezclando las cosas, aunque yo no voy a añadir un "lo dudo", como dando por sentado que son ustedes tan cerrados como suponen que yo lo soy por el hecho de ser mormón. A eso precisamente me refería con lo de desconocimiento y prejuicios.

Insisto en que son datos de la historia de un país, no solo de la Iglesia.

En Utah y otros muchos estados del oeste, las primeras mujeres doctores en medicina fueron miembros de la Iglesia de Jesucristo, así como otras poseedoras de títulos universitarios. A las mujeres se las animaba a que se prepararan también académicamente para la vida.

Cuando Utah era un territorio no adscrito como estado a la unión, las mujeres tenían derecho a voto y lo ejercían

Se puede decir lo mismo con indios de la tribu de los Uteh, al igual que indios de otras tribus en los diferentes estados por donde se extendieron los pioneros mormones.

Se puede decir lo mismo con los negros e hispanos que se unieron a la Iglesia desde finales del siglo XIX.

En el gobierno de los Estados Unidos han trabajado varios secretarios – lo que aquí se llamaría ministros – que son miembros de la Iglesia. Alguno de ellos llegó a ser miembro del consejo de los doce apóstoles de la Iglesia. Así también ha sucedido en estamentos oficiales como el FBI, Marina, Ejército, Fuerzas Aéreas, Alcaldes…

La universidad BYU, una de las universidades mormonas más conocidas, está considerada como una de las de mayor nivel de excelencia del mundo, aún teniendo en cuenta que los alumnos se doctora o licencian con una media de dos años más de edad, por causa de los dos años que los jóvenes sirven como misioneros de tiempo completo.

El plan de bienestar, que consta de la administración y producción de granjas (por miles de voluntarios) especialmente creadas para el cultivo de alimentos y otros enseres destinados a planes de ayuda para catástrofes y países deprimidos está siendo adoptado, con el asesoramiento de los expertos de la Iglesia, por los gobiernos de los Estados Unidos, Canadá y Australia, como método de provisión para momentos de escasez y necesidad.

Hay corporaciones, o grandes empresas, en los Estados Unidos, que no son necesariamente mormonas, en las que, además de presentar un buen expediente académico, valoran el que uno sea miembro activo de la Iglesia, sobre todo si se trata de trabajar en relaciones públicas.

Los anuncios de televisión que la iglesia contrata habitualmente en los canales nacionales de TV fomentan la vida familiar, la educación de los hijos en el hogar, el respeto dentro del matrimonio y otros valores que creemos fundamentales para nuestra sociedad.

¿Creen ustedes en serio que tenemos alguna relación con esas extrañas sectas de las que hablan? Si esto fuera así, las autoridades de los diferentes países en los que residimos nos ilegalizarían y con toda razón. Ejemplos de nuestra historia, vinculada a los países donde vivimos, podría citarle por miles.

Para finalizar, permítanme un breve ejemplo de lo que me refiero cuando hablo de desconocimiento y prejuicios aún en los tiempos que vivimos.

Aquí, en Zaragoza, un funcionario de la DGA al que se le presupone preparación, nivel cultural, y amplitud de miras, me acusó directamente de ser machista y racista por ser mormón. ¿El Motivo? Pues porque lo había leído en Internet.

Yo me quedé atónito. Pensé que estas cosas, en España, habían terminado en los tiempos que yo fui misionero, hace muchos años. Este señor lo había leído en Internet, y con eso bastaba. Le expliqué que no comprendía lo de machismo. En mi matrimonio tomamos las decisiones entre mi esposa y yo, tal y como suele suceder y se aconseja en la Iglesia. De hecho, cuando un varón en la Iglesia va a ser requerido para un llamamiento especial, se suele entrevistar a la esposa para saber su opinión.

Solo pude convencerle sobre lo del racismo, y fue con un desafío. Le expliqué que en mi congregación – una de las de Zaragoza – el presidente de la misma era argentino. Uno de sus consejeros español y otro, ecuatoriano. El secretario ejecutivo, de Togo; es decir, que difícilmente se puede ser más negro. Y el presidente del Quórum del sacerdocio, un peruano bien indio. Y le reiteré que el mejor modo de convencerse era que nos visitara cualquier domingo, sin avisar para que no nos diera tiempo a fingir ni esconder nada, y que viera por sí mismo.

Es a este tipo de cosas y comentarios a los que me refiero como desconocimiento y prejuicio. Desconocimiento, porque no conocen. Prejuicio, porque las calumnias e insultos que se vierten sobre nosotros hacen en las personas un daño incalculable. Podría contarle un caso en el que a una chica que quería casarse con un miembro de nuestra Iglesia, se le presentó un "comité" de rescate de su propia iglesia asegurándole que nosotros prostituimos a nuestras esposas, y a nuestras hijas en cuanto cumplen diez y seis años.

En cualquier caso, disponen ustedes de un material ingente, en todos los idiomas, en webs de Internet, donde explicamos en qué creemos, lo que hacemos y por qué.

No sé si me han comprendido. Ni siquiera si están dispuestos a comprobar lo que les expongo, pero, para que entiendan la situación de un miembro de la Iglesia de Jesucristo cuando se le compara con esos criminales, es como si a un católico afecto al papa de roma le dijeran que pertenece a la iglesia del Palmar de Troya.

Gracias por su atención. Estoy a su disposición para cualquier otra aclaración.

Atte.


¿Hemos recibido a día de hoy alguna contestación, aclaración, petición de información o disculpa?

No.

Ni tampoco creo que los responsables de estas calumnias se acerquen algún día por alguna de nuestras iglesias para comprobar in situ sus acusaciones.

No considero que mi intento por dar un poco de luz a este asunto haya sido tiempo perdido. El resultado es el habitual, pero no por ello tengo que dejar que semejantes calumnias, muchas de ellas fomentadas en la absoluta ignorancia, queden sin contestación. Ignorancia que lleva al redactor de El Mundo y a los responsables del blog a citar la entrevista de Larry King con las afectadas por esa secta falsamente mormona como prueba de lo malvados que somos todos nosotros, sin saber que el propio Larry King era buen amigo del recientemente fallecido Gordon B. Hinckley, Presidente de la Iglesia de Jesucristo, a quien entrevistó en su programa en muchas ocasiones, tal y como se puede comprobar en You Tube.

8 comentarios:

Mario dijo...

Creo que este blog es una buena iniciativa. Yo también tenía un concepto equivocado pero ahora tengo vecinos mormones y son los mas hamables del edificio.

¡Ah! Y el solo tiene una esposa :)))

Anónimo dijo...

Un artículo esclarecedor. los prejuicios son muy malos. Son lo contrario a la convivencia.

Como haces para tener tantos blogs?

edu dijo...

¿Lo de fomentar la educación de los niños en casa es un extra o una única opción?

Mike dijo...

Edu, buenas noches. No sé a qué se refiere exactamente, pero le diré que nosotros defendemos que la educación académica debe darse en colegios, institutos y universidades. Aquí y en cualquier país.

En cuanto a la educación religiosa, los niños tiene una clase de escuela dominical en las iglesias, cada domingo, al igual que la hay para los adultos, miembros o no, que quieran asistir.

No creemos que la religión deba darse en los colegios. En todo caso sí la historia de las religiones. Pero la doctrina de cada uno la debe impartir cada credo en su iglesia, sinagoga, etc.

No sé si con eso contesto a su pregunta.

Muchas gracias por su visita.

edu dijo...

Lo de la educación lo escribíais en vuestra contestación a la carta de vuestra "fan" jeje. Me re fería a la educación en general, puesto que decíais: "Los anuncios de televisión que la iglesia contrata habitualmente en los canales nacionales de TV fomentan la vida familiar, la educación de los hijos en el hogar, el respeto dentro del matrimonio y otros valores que creemos fundamentales para nuestra sociedad."
Y no sabía a que educación os referíais.
De todos modos, os diré que siendo , digamos que no creyente en ningún Dios de religión conocida por mí, creo que vuestra visión del lugar que debe ocupar la religión en la sociedad es muy positiva.
Tal vez no tenga todo claro respecto a la religión y sea muy escéptico en cuanto a la existencia de un Dios Todopoderosos creador del Todo, pero respeto cualquier religión y bajo mi opinión debe financiarse de manera privada y debe realizar sus actos únicamente para sus fieles, no para niños con mentes impresionables, (lo digo por la educación religiosa en el colegio, más parece una operación de marketing.
La verdad es que no hay posibilidad de que sea mormón ni de otra religión pero si ne resultaría interesante, conocer alguna que otra cosa. Por ello de vez en cuando te dejaré alguna pregunta, si no te importa, más que nada que prefiero la información de una persona de dentro a la de alguien de afuera o a internet, o aun "oficial" religioso. A priori, y por lo visto hasta el momento me parecéis bastante más razonables y por tanto respetables que la Iglesia católica.

Ahí va mi pregunta: hablas de la igualdad de la mujer en vuestra Iglesia, ¿pueden ellas acceder a los mismos puesto que los hombres dentro de la jerarquía de vuestra Iglesia? Por cierto vuestros "sacerdotes" cómo se llaman? y vuestro "papa"?

Mike dijo...

Hola, Edu!

Contestaré brevemente a cada pregunta y, si está más interesado, buscaré enlaces que puedan informarle con más comodidad.

Las mujeres y los hombres tienen papeles diferenciados en la mayoría de las ocasiones. Esto viene dado por los preceptos en los que creemos y sobe los cuales nos fundamentamos.

Por supuesto, ni la mujer es inferior al hombre, ni viceversa. De hecho, una de las sorpresas que se lleva la gente a menudo cuando ahonda un poco en nuestro sistema de valores, es que se podría decir que, en cierto modo, la Iglesia de Jesucristo es “feminista”

Me explico. Partiendo de la base de que, en esta vida terrena, el hombre es el poseedor del sacerdocio y, por tanto, el oficiante, porque precisamente es quien más lo necesita para aprender, la mujer cumple otros roles y obligaciones igual de importantes.

En la Iglesia de Jesucristo existe una organización fundamental (hay varias) que se llama Sociedad de Socorro. Está presidida por una Presidente General y dos Consejeras, para todo el mundo. Después, cada organización local – hay varias en cada país – hay también una Presidente y dos Consejeras.

El papel de la Sociedad de Socorro es muy amplio y abarca desde aspectos materiales hasta espirituales.

Además creemos que el puesto que debe ocupar una esposa en el hogar debe ser de igual a igual con el esposo. Ninguno debe tener derechos por encima del otro.

En cuanto al sacerdocio, todos lo varones con comportamiento digno tienen y deben poseerlo. Se divide en dos órdenes, según se contempla desde el Antiguo Testamento. El Sacerdocio Aarónico, que es un sacerdocio preparatorio y encargado más bien de cosas temporales. Lo obtienen los jóvenes desde los 12 años, y van pasando sucesivamente por los llamamientos de Diácono, Maestro y Presbítero.

A partir de los 18 años, Los varones con un comportamiento digno alcanzan el Sacerdocio de Melquisedec, o Sacerdocio Mayor, que comprende todos los derechos y obligaciones del Sacerdocio Aarónico además de otros deberes y derechos de dicho Sacerdocio Mayor.

Todos los misioneros que puedas ver por la calle tienen el Sacerdocio Mayor.

El poseedor del Sacerdocio de Melquisedec tiene diferentes oficios dentro del propio Sacerdocio, tales como Elder (es el nombre en inglés que significa “anciano”, pero no referido a edad, sino a preparación)

La máxima autoridad del Sacerdocio en la Iglesia la posee actualmente el Presidente Thomas S. Monson, asistido por dos Consejeros y por el Quórum de los doce Apóstoles.

El Sacerdocio no es remunerado. Cada uno da de su tiempo y preparación para trabajar en el llamamiento que ocupa.

Las Conferencias Generales bianuales se transmiten por televisión para todo el mundo, y se comparten en ellas charlas y principios acerca del evangelio.

Cuando los Elders estamos oficiando en las reuniones del Domingo o en cualquier otra actividad de la Iglesia, nos vestimos con traje y corbata. No usamos símbolos externos de otro tipo.

A su disposición para cualquier consulta. Muchas gracias por su visita.

Santy091 (santy091@yahoo.es) dijo...

Oh gracias hermano por aclararle a los malpensados e ignorantes el sentido de nuestra iglesia, Le comento que empeze hace poco, gracias a la respuesta de nuestro Padre Celestial a travez del Espiritu Santo y seré bautisado el dia 30 de Mayo...estoy tan contento que no puedo expresarlo con palabras. Cuidese hermano y que el Señor nos de fuerzas para convencer a todos y cada uno de los manipulados por el mal.

Ruggert dijo...

Ahora bien, creo que hasta el día de hoy no has podido abrir bien los ojos, porque creo que lo que ustedes llaman doctrinas y convenios y perla de gran precio se contradicen todalmente con lo que el libro de mormon dice, hablando desde primer Nefi hasta Moroni.

Espero que todos los que se adieren a tu iglesia de jesucristo de los santos de los ultimos dias tengan a bien hacer los comparaciones ya que sus doctrinas y convenios y su perla de granprecio que son usadas por los de su secta se contradicen tambien con la Biblia.

"Que no has leido tú que Cristo fue el ultimo sacerdote segun el orden de Melquisedec"

Soy de la Iglesia de Jesucristo.